Facebook Twitter Google +1     Admin

El "Big Mac Index": Un invento "guiri" (*) con una lógica bastante buena para apreciar el valor de las divisas.

20100910141047-big-mac-index2.jpg

 

Occidente quiere exprimir sus economías deprimidas depositando sus esperanzas en las exportaciones. Eso hace de los tipos de cambio un tema especialmente sensible. Una moneda más débil mejora la competitividad de un país haciendo las exportaciones más baratas. También anima a los consumidores domésticos a cambio de costosas importaciones de bienes nacionales.  

El famoso diario británico "The Economist" ha desarrollado un índice que muestra y demuestra que las monedas siguen siendo baratas en el mundo en desarrollo, pero sobrevaloradas en Europa. Ese índice es el "Big Mac Index".

 Se trata de un intento alegre para calibrar hasta qué punto las monedas muestran un valor "razonable". Se basa en la "teoría de la paridad del poder adquisitivo" (PPA), que sostiene que en los tipos de cambio a largo plazo deben moverse para igualar el precio de una canasta idéntica de bienes entre distintos países. Nuestra cesta se compone de un solo artículo, una hamburguesa Big Mac, elaborada en casi 120 países. El índice de referencia de valor razonable es el tipo de cambio que deja que las hamburguesas cuesten lo mismo en Estados Unidos como en otros lugares.

Asia sigue siendo el lugar del mundo más barato para disfrutar de un Big Mac. La reciente decisión de China de aumentar la "flexibilidad" del yuan no ha hecho demasiado todavía. Un Big Mac cuesta US$ 1,95 en China en los tipos de cambio actuales, contra 3,73 dólares en Estados Unidos. El índice sugiere que un tipo de cambio razonable sería 3,54 yuanes por dólar, en comparación con la tasa actual de 6,78. En otras palabras, el yuan está subvaluado en un 48%.

Otras monedas asiáticas como el baht tailandés y el won de Corea del Sur, también están infravaloradas. El real brasileño es una de las pocas monedas de mercados emergentes que se negocia por encima de su Big Mac de referencia. Con altas tasas de interés -la tasa es actualmente de 10,75%-, Brasil ha atraído mucha atención de los inversores. El índice Big Mac sugiere que el real está sobrevaluado en un 31%.

Los números del índice Big Mac se deben tomar con una "pizca de sal" dicen en el diario británico. No son un factor de predicción precisa de los movimientos de divisas. La mayor parte del costo de una hamburguesa depende de insumos locales, tales como la renta y los salarios, que tienden a ser menores en los países pobres. Por lo tanto las comparaciones  son más fiables entre los países con niveles similares de ingresos.

Es particularmente interesante ver que en una base de hamburguesas el euro sigue sobrevaluado en comparación con muchas otras monedas del mundo desarrollado. Hace un año el euro estaba sobrevaluado en un 29% (hablando en términos de hamburguesas), cifra que se ha reducido al 16% actual. La moneda del Reino Unido ha pasado de estar ligeramente sobrevalorada el año pasado a ligeramente subvaluada ahora.

Otras monedas son más caras todavía. Los inversores que buscan un lugar seguro para poner su dinero han buscado refugio en el franco suizo. A pesar de los intentos del banco central de Suiza para frenar la apreciación, el franco suizo está sobrevaluado en un 68% según el índice Big Mac.

Ahora bien, donde está carísimo comerse un Big Mac es en Noruega, donde la hamburguesa sale a razón de 45 coronas o 7,20 dólares estadounidenses, casi el doble que en Estados Unidos.

En japón un Big Mac está en la media. Casualmente el BoJ nos enseña en sus propios gráficos que el tipo de cambio real también lo está. El dicho quedaría más o menos así para llevarlo a lo que nos ocupa: "Hay que creer o atragantarse con una hamburguesa".

¿ Nos sirve a nosotros para el análisis ? Pues nos lo tomaremos con una coca-cola ... 

Comentarios > Ir a formulario

hipotecamultidivisa



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris