Facebook Twitter Google +1     Admin

Cómo puede afectar la nueva QE que se espera desarrolle la Fed. Efectos generales y efectos sobre las hipotecas multidivisas.

20101030165341-bernanke-qe2.jpg

Por supuesto, hay opiniones encontradas pero el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz piensa que la QE no será la solución y está en lo cierto.  

No tenemos que dejar de lado que fue la Reserva Federal (FED) la que ha creado los problemas en los que se encuentra la economía. Si quiere realmente saber porqué y enterarse de cómo funciona todo y cómo ya se sabía lo que iba a suceder, le recomiendo ver esta recopilación de videos que tengo desde hace tiempo en mi otro blog. Es un único  documental (fragmentado en pequeñas partes) que le abrirá la mente para dejar de tener concepciones cerradas de cómo funcionan las cosas, par dejar de creer en las promesas de los políticos o en los “lobbystas” de la economía. Es un documental que antecede varios años a lo que sucedió a partir de 2007, de allí su gran valor. Desde ya le digo que va a asombrarse.

Pero prosiguiendo, la FED luego haber pensado de forma errónea que incluso reventando la burbuja inmobiliaria los problemas estarían contenidos, y luego de haber subestimado la severidad del problema, ahora quiere hacer una contribución para impedir que la economía se hunda en un malestar al estilo japonés. ¿Cómo? Como vienen telegrafiando al mercado los integrantes de la Fed desde hace varias semanas: a través de compras a gran escala de bonos del Tesoro de EE.UU., lo que se conoce como alivio cuantitativo, o AC, e inyectando liquidez a través de los “primary dealers”.

La Fed tiene razón al preocuparse por la deflación. Si el desempleo alto continúa, EE.UU. enfrenta el riesgo de perder capital humano a medida que se erosionan las destrezas de los desempleados. Entonces, será cada vez más difícil bajar la tasa de desempleo a niveles cercanos a los que prevalecían a mediados y fines de los años 90, y la mayor tasa de desempleo y la menor producción harán que las actuales previsiones pesimistas parezcan optimistas.

El problema es que, con las tasas de interés cerca de cero, es poco lo que puede hacer la FED para reimpulsar la economía y cometer un error puede causar daños considerables. En 2001, las (entonces) tasas de interés en mínimos históricos no resucitaron la inversión en plantas y equipos. En cambio, reemplazaron la burbuja tecnológica con una burbuja inmobiliaria aún más peligrosa. Ahora lidiamos con el legado de esa burbuja, con capacidad excesiva en bienes raíces y apalancamiento excesivo en los hogares.

Hoy, la Fed le presta muy poca atención a la transmisión entre las tasas de interés pagadas por el gobierno y los términos y la disponibilidad del crédito para pequeñas y medianas empresas (Pymes). Las grandes empresas están llenas de efectivo y los pequeños cambios en las tasas de interés —a corto o largo plazo— las afectarán poco.

Un banquero pregunta con razón si este tipo de empresas vienen a pedir dinero… ¿qué tiene de malo?: Las Pymes son la fuente de creación de empleo en la mayoría de las economías, incluido EE.UU. Muchas de estas empresas están hambrientas de efectivo, pero no pueden pedir dinero prestado a la tasa de interés a la que pueden acceder los grandes bancos (“primary dealers”), las grandes firmas o el gobierno, es decir a ese famoso 0,25% de la tasa de la FED, como tampoco Usted puede hacerlo. Piden prestado a los bancos, y muchos de los bancos locales y comunitarios más pequeños de los que dependen, están en la cuerda floja; de hecho más de 800 están en la lista de observación de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) de EE.UU.

Sin embargo si los bancos estuvieran dispuestos y tuvieran la posibilidad de prestar, el otorgarle préstamos a Pymes suele estar garantizado en colateral, y el valor de la forma más común de colateral es la garantía hipotecaria, pero los inmuebles han caído mas de un 40% en EE.UU. (esto en España “recién” está empezando a suceder). Entonces, no es de extrañar que la disponibilidad del crédito esté tan restringida. Por lo tanto, no es probable que el QE en la forma de comprar bonos del Tesoro de EE.UU. afecte mucho esta situación. Podría tener cierto efecto a la baja sobre las tasas hipotecarias, y bajar las tasas de las hipotecas pondría algo de dinero en los bolsillos de la gente y los precios de bienes raíces más altos quizás también permitan que algunas Pymes pidan más prestado. Pero lo más probable es que estos efectos sean pequeños; tan pequeños que causarán una diferencia apenas perceptible en el persistente desempleo de EE.UU.

Hay otro canal a través del cual el alivio cuantitativo tendrá algunos efectos positivos: es probable que los precios de los valores suban a corto plazo, pero es poco probable que esto tenga efecto en la inversión real. Tampoco es probable que la mayoría de los estadounidenses, cargados con deudas y fondos de pensiones (cuentas de retiro) más pequeñas, se embarquen en un frenesí de compras. Y tampoco deberían hacerlo porque eso sólo retrasaría el desapalancamiento que es necesario si vamos a experimentar un crecimiento sostenible en el futuro.

A nadie le interesa un crédito a interés cero si tiene expectativas de que el activo que va a comprar valga menos en el futuro, si las rentas bajan, hay recortes de sueldos, posibilidades de perder algún empleo en la familia, etc.

Hay otro riesgo negativo: el AC quizás ni siquiera tenga éxito en bajar las tasas de interés, o en bajarlas demasiado. Dada la magnitud del exceso de capacidad (inventarios de viviendas, etc.), hay poco riesgo de inflación hoy en día. Pero si los partidarios de la inflación creen que el riesgo de inflación futura es real, entonces creerán que las tasas de interés a corto plazo tienen que aumentar. Esto significará que las tasas de interés a largo plazo, incluso ahora, quizás también aumenten a pesar de la enorme intervención de la Fed, debido a que las tasas de interés a largo plazo se basan en expectativas de tasas de interés a corto plazo futuras. Sin embargo, ello no está sucediendo aún descontando el mercado que habrá QE2.

El AC presenta un tercer riesgo: si revienta la burbuja del mercado de bonos que la Fed buscar desarrollar, claramente tendrá efectos adversos como deberíamos haber aprendido a consecuencia de recordadas burbujas tecnológica e inmobiliarias.

Los partidarios del AC señalan otro canal a través del cual se fortalecerá la economía: Las tasas de interés más bajas también podrían llevar a un dólar más débil y el dólar más débil a más exportaciones. Ahora bien, la devaluación competitiva lograda a través de tasas de interés bajas se ha convertido en la forma preferida de políticas de "empobrecer al vecino" en el siglo XXI. Pero esta política sólo funciona si otros países no responden. Lo han hecho y lo harán, a través de todos los instrumentos a su disposición. Ellos también pueden reducir sus tasas de interés. Pueden imponer controles al capital, impuestos y regulaciones bancarias, y pueden intervenir de forma directa en su tasa cambiaria. En definitiva se trata de un juego muy costoso y de resultado cero a medio plazo.

Bajo el patrón oro, se suponía que había un mecanismo de ajuste automático, cuando un país con un excedente comercial registraba un flujo de ingreso de oro y un aumento en los precios, lo que llevaba a una apreciación real automática de su moneda. Nunca funcionó de forma tan fluida como se suponía, pero en la economía moderna con dinero no convertible (dinero FIAT o de mero curso legal sin respaldo), el proceso de ajuste puede ser impedido de forma aún más fácil. China, por ejemplo, tiene un control suficiente de su sistema bancario y su economía como para poder mantener de forma simultánea una tasa de cambio estable que genera un excedente y previene la inflación.

Se supone que el dinero que se inyecta en la economía a través del QE2 reimpulsará la economía estadounidense, pero en cambio, ese dinero (como el de la QE1) recorrerá el mundo de busca de economías que de hecho parecen funcionar bien, causando problemas allí al generar burbujas. En efecto, así se forman las burbujas en los emergentes y es lo que viene sucediendo –por lo menos- desde mayo de este año con el aumento de flujos de dinero a los emergentes, que no pueden absorberlos adecuadamente por su falta de desarrollo y por ende, genera inflación en los emergentes (cuando occidente tiene deflación). Por lo tanto, en un mundo global, las soluciones de la FED solo traen más problemas. ¿Cuál sería la solución? La escuela austríaca dice que deben dejar de funcionar los bancos centrales, para que el mercado actúe ajustando naturalmente pero como eso no va a suceder, la solución viene luego de un dramático desenlace y lo que sucedió hasta ahora es solo el aperitivo. No se trata de ser catastrofista, se trata de entender cómo funcionan las cosas y que Dios y los milagros en esto, no tienen nada que ver.

Por lo tanto, el lado positivo del AC (alivio cuantitativo) o también llamado QE (Quantitative Easing, en inglés) es muy limitado y de corto plazo. El dinero simplemente no se dirigirá a donde es necesitado. El lado negativo es un riesgo de volatilidad global, una guerra monetaria y un mercado financiero global que está cada vez más fragmentado y distorsionado, pero que tarde o temprano ajustará con violencia. Si EE.UU. gana la batalla de la devaluación competitiva podría resultar ser una victoria muy costosa, ya las ganancias se producirán a expensas de otros, incluidos aquellos a los que se les exporta, quienes devaluarán y volverán a convertir el juego en uno de resultado cero. En definitiva, un círculo vicioso.

Es decir, Stiglitz nos enseña que la QE2 o la QE3, 4, o 40, no funcionarán. He tomado palabras literales de una conferencia de Stiglitz y he agregado frases para hacer más comprensiva la explicación, lo que por supuesto me consta que tal vez no he logrado. Pero no hay formas más fáciles de entender de qué se trata.  

Esta primera semana de noviembre de 2010 algo sucederá, habrá reacciones de todos los mercados, pero poco a poco el río encontrará su cauce y cualquier intervención que impida que el mercado ajuste y encuentre su suelo, solo provocará que una crisis que podría haberse solucionado en “x” tiempo, se soluciones en “x” tiempo más “x” años adicionales.  En medio, solo están las apetencias de los políticos por estar “X” tiempo más en el poder, todo el que puedan, ya que permitir el ajuste implica tanto como el suicidio político y no espere ninguna acción semejante por que es estadísticamente improbable.

Vea los videos que le recomiendo, si no entendió algo de lo que ha leído hoy, ese material le ilustrará adecuadamente cómo funcionan las cosas.

Me dedico a tener presente todo esto para analizar la realidad económica, desde un punto de vista fundamental y técnico. Si cree que ello puede colaborar en la gestión del capital pendiente de amortizar de su hipoteca multidivisas, comuníquese y le informaré de qué se trata del tutelaje que le ofrezco.

Con mis suscriptores proyectando una operación que podría restar hasta un 30% de capital. Ello podría suceder mientras los que no son suscriptores sigan  aumentando el capital de su hipoteca como así ha venido sucediendo desde 2008. ¿Qué espera para reaccionar?

No crea que se trata de un servicio caro, es un servicio asequible a todos y de suscripción anual, por lo que no implica un esfuerzo. Pero lo realmente importante radica en que es un servicio que va  prevenir errores como los que están padeciendo la mayoría de los hipotecados en multidivisas que han aumentado su deuda, y que va a buscar restar capital con operaciones muy conservadoras. Nuestro sistema es a medio y largo plazo, operaciones de varios meses con idea de restar (a priori) no menos de un 15% del capital en cada operación. El tipo de interés es un criterio secundario de gestión, creo que la mayoría de los que tienen una HMD ahora ya lo saben (o deberían saberlo luego de haber visto aumentar el capital de su hipoteca). Nadie regala nada en este mundo y que en otro país (Japón, Suiza, etc.) se tenga un tipo de interés mas bajo que en España, obedece a ciertas razones que seguramente Usted despreció o desconocía cuando contrató la HMD, razones que hacen al porqué de 2008 a esta parte ha aumentado capital de su hipoteca. En definitiva, el valor de su casa bajó, el valor de su deuda aumentó y tiene la sensación de que está pagando un alquiler muy caro.   

Lamentablemente no todos están preparados para tener una HMD, los bancos lo sabían pero en su afán de ganar dinero las han ofrecido indiscriminadamente a quienes no tenían los conocimientos suficientes para gestionarlas. Las soluciones que yo puedo ofrecer no son mágicas y no son de hoy para mañana, pero existen y con dedicación y paciencia se podrán revertir los efectos negativos de esos años. Si le hace falta una colaboración par llegar a buen puerto, consúlteme sobre el servicio de tutelaje para HMD.

Un Saludo.

Fernando Damián

Fernandodamian72@gmail.com

Móv: (+34) 691 56 3737    

Subscribe to the Fernando Damián newsletter


by Express Email Marketing

Comentarios > Ir a formulario

hipotecamultidivisa



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris